Traje de protección química

Un traje de protección química tiene una función imprescindible en materia de seguridad. Protegen a los trabajadores frente a productos químicos evitando que entren en contacto con la piel y supongan un riesgo para su salud.

¿Cuándo los productos químicos pueden suponer un riesgo para los trabajadores?

  • Si el producto constituye un peligro para la salud
  • Si se absorbe a través de la piel o puede dañarla
  • Si la piel, aunque no se dañe por un primer contacto, puede servir como vehículo hacia las vías respiratorias, por ejemplo.

Si en el entorno de trabajo encontramos agentes químicos, deben determinarse los peligros que suponen para la salud estos productos y qué medidas preventivas van a tomarse para evitar la exposición a estos agentes, comenzando siempre por un traje de protección cómodo y seguro.

Clasificación de los tipos de trajes de protección química

En función de las características del riesgo químico, debemos elegir un tipo de prenda de protección concreta, atendiendo siempre al conjunto de normas autorizadas que detallamos a continuación:

Tipo 1

Los trajes de protección química tipo 1 son herméticos a gases (EN 943-1 y EN 943-2). Aquí encontramos una subclasificación:

  • Tipo 1a: Trajes herméticos a gases que contienen un equipo de respiración bajo el traje.
  • Tipo 1b: Trajes herméticos a gases que contienen un equipo de respiración fuera del traje.
  • Tipo 1c: Trajes herméticos a gases con presión positiva interna.
  • Tipo 1ET: Trajes herméticos a gases que están destinados a los equipos de emergencia.

Tipo 2

Se trata de trajes ventilados que no permanecen herméticos a gases (EN 943-1).

Tipo 3

La ropa de protección química tipo 3 protege frente a líquidos, como pueden ser salpicaduras o sustancias de baja peligrosidad (EN 14605).

Tipo 4

Este tipo de traje de protección química ofrecen protección frente a pulverizaciones de líquidos (EN 14605).

características traje de protección química

Tipo 5

Estos trajes de protección química protegen del polvo y las partículas sólidas (EN ISO 13982-1).

Tipo 6

Ofrecen protección frente a pequeñas salpicaduras, en casos en los que se requieran bajos niveles de protección (EN 13034).

Además, en el vestuario de protección podemos incorporar otras funcionalidades y materiales para proteger a los trabajadores de otros riesgos derivados de su actividad. De este modo, las prendas adquieren una mayor protección y son más polivalentes tanto en entornos laborales como en entornos industriales.

Traje de protección química más polivalente y seguro

Lo más importante es que todos los trabajadores estén protegidos con el vestuario adecuado que se adapte a las características de su puesto. ¿Qué propiedades de protección podemos incorporar a nuestros trajes de protección química para que sean más seguros si estamos expuestos a otro tipo de riesgos?

Antiestático (EN 1149-5)

Detalla las especificaciones y requisitos electrostáticos y de diseño que debe cumplir el vestuario de protección antiestático, de modo que disipe la carga acumulada en el trabajador mediante el material, evitando así un punto de ignición que puede derivar en un incendio.

Riesgo Biológico (EN 14126:2004)

Quedan especificados los requisitos y métodos de ensayo del vestuario de protección reutilizable y cuyo uso es limitado, que ofrece protección frente a agentes biológicos.

Partículas radioactivas (EN 1073-2)

Quedan especificados los requisitos y métodos de ensayo para el vestuario de protección formado por prendas no ventiladas que se encargan de proteger al usuario de la contaminación por partículas radioactivas.

Ignífugo (EN ISO 14116)

Se trata de vestuario que ofrece protección contra calor y llama.

¿Te ha resultado interesante este artículo sobre las características del traje de protección química? Ante cualquier duda o consulta, ponte en contacto con nosotros a través de info@oroel.com.