Calor y llama y arco eléctrico

Gama de prendas para trabajadores del sector eléctrico generación, distribución, mantenimiento y un largo etc. Concebidas para dar gran comodidad a la vez que protección.

Si hay una fuente de energía que cada día es más importante en nuestras vidas, esta es sin duda la electricidad.

En estos días, nos encontramos inmersos en una transición energética y grandes compañías eléctricas y no eléctricas (fundamentalmente petroleras) anuncian grandes inversiones y nuevos planes estratégicos con la obsesión puesta en el desarrollo masivo de fuentes de energía eléctrica renovables.

Desde el punto de vista de los equipos de protección individual, nos encontramos con dos riesgos bien diferenciados: el contacto eléctrico y los riesgos generados por un arco eléctrico.

Este artículo lo vamos a dedicar hablar del segundo de los peligros y más concretamente de las prendas o vestuario con resistencia a los efectos de un arco eléctrico.

Se denomina arco eléctrico a una descarga de energía no esperada debida a una conexión accidental entre dos elementos a diferente potencial eléctrico.

Muchos fenómenos ocurren cuando tiene lugar un arco eléctrico: En primer lugar, se genera una gran liberación de energía, como el efecto de una bomba (llegando a una presión de más de 20 t/m2), con desprendimiento de calor y/o llamas, durante un arco eléctrico se pueden alcanzar temperaturas de hasta 20.000 °C. También se producen desprendimiento de partículas incandescentes, un ruido en forma de pico muy intenso (niveles acústicos superiores a los 120 decibelios) y la generación de gases tóxicos como consecuencia de la generación de un plasma.

Las prendas de vestir con protección frente a los riesgos generados en un arco eléctrico, proporcionan una protección adicional contra los efectos térmicos de los mismos. El vestuario de protección está diseñado para resistir la ignición y para proteger contra la energía térmica liberada por el arco. El objetivo de estas prendas es disminuir la severidad de las quemaduras, dando al trabajador que ha sufrido un arco más probabilidades reales de sobrevivir. Se conocen en el mercado como prendas multirriesgo y se están imponiendo su uso en el mercado, por el gran número de riesgos que combinan, junto con materiales cada vez más ligeros.

Características de la normativa de vestuario de protección contra el arco eléctrico

Las prendas de protección frente a los riesgos derivados de un arco eléctrico, son equipos de protección individual de categoría III según el Reglamento 425 que regula la comercialización de los EPI, se diseñan pues frente a riesgos mortales o irreversibles. Esto significa que el confeccionista no sólo tiene que haber certificado las prendas en un Organismo Notificado (ON). Además, debe estar en disposición de un procedimiento que garantice que la producción de las mismas, se realiza de una manera óptima. Este procedimiento lo evalúa un ON y debe ser su código el que acompañe al marcado CE. Por ejemplo CE 0099, si es AENOR quien evalúa el sistema.

Las normas actualmente en vigor son: EN IEC 61482-1-1:2019 y la EN 61482-1-2:2014

El ensayo descrito en la norma EN IEC 61482-1-1:2019 se basa en la realización de un arco abierto. Permite determinar el ATPV (Arc Thermal Performance Value o Valor de Protección Térmica al Arco), definido como la energía térmica incidente a la que debe ser expuesta la indumentaria, para que exista un 50% de probabilidad de que el usuario de la misma sufra quemaduras de segundo grado, sin rotura de la prenda.

En cuanto al ensayo contemplado en la norma EN 61482-1-2:2014, sigue la metodología propuesta por la norma europea que la antecedió, la UNE-ENV 50354/2001-, generando un arco constreñido en una caja de yeso (Box Test), con dos electrodos de cobre y aluminio, sometidos a una tensión de 400 V. Clasifica también a los materiales y prendas en dos clases APC1 y APC2, de acuerdo con el valor de la corriente de arco prevista (4kA o 7 kA).

Vestuario de protección contra el arco eléctrico

En OROEL disponemos de una amplia gama de prendas para trabajadores del sector eléctrico generación, distribución, mantenimiento y un largo etc.
Todas ellas están concebidas para dar gran comodidad a la vez que protección.
Además de protección frente al arco eléctrico, estas prendas se diseñan para la protección frente a otros riesgos, como pueden ser los de baja visibilidad, frío y lluvia, protección electrostática, etc.
OROEL utiliza para su confección distintos tejidos dependiendo del uso y mantenimiento que se le vaya a dar a las prendas. Consulta a nuestros expertos y te haremos una evaluación de las necesidades técnicas que te ayude a estandarizar la solución.
Somos fabricantes de ropa laboral.