Diferentes tipos de EPI y su clasificación

Existen distintos tipos de EPI (equipos de protección individual) que son fundamentales para la prevención de riesgos laborales, y están presentes en diferentes sectores. Su principal objetivo es proteger la salud y garantizar la seguridad de los trabajadores ante los riesgos que puedan ocurrir en el día a día de cada empresa y tarea. Pero, ¿sabrías reconocer los diferentes tipos de EPI que existen?

Además de que sean necesarios por la prevención de riesgos laborales, los equipos de protección individual son obligatorios y fundamentales en la mayoría de los puestos de trabajo. Estas garantías de seguridad son otorgadas por el fabricante cuando se certifica a través de su Marcado CE, garantizando que el EPI cumple con la normativa europea actual y habilitando de este modo el uso del producto.

A continuación, te vamos a explicar la clasificación y tipos de EPIS que existen en función de los diferentes sectores laborales.

equipo-de-proteccion-personal-definicion

Niveles de clasificación de los EPI

Existen muchos tipos de EPI y cada uno de ellos cumple una función diferente. Puedes encontrar equipos de protección individual que te protejan la cabeza, la cara o los ojos, y otros que te protejan todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies.

Dentro de cada categoría que vamos a explicar, encontrarás EPIS que se clasifican en función de los riesgos laborales que previenen, otorgando siempre la máxima protección a los trabajadores. Los distintos niveles en los que se clasifican las categorías van de menor a mayor grado de riesgo.

Categoría I

La normativa los clasifica como Equipos de Protección Individual de Categoría I. Los EPI´s de categoría I son todos aquellos que protegen al usuario frente a riesgos mínimos, como pueden ser la manipulación de productos o la exposición a altas temperaturas. Entre estos equipos encontrarás guantes de seguridad, gafas de protección o ropa y calzado de protección frente a agentes atmosféricos,

Categoría II

Dentro de los tipos de EPI encontramos los de categoría II. Los equipos de protección individual de esta categoría cuentan con un diseño medianamente complejo que proporciona protección intermedia frente a riesgos que se consideran irreversibles para la salud. Algunos ejemplos de equipos de protección pertenecientes a esta categoría pueden ser: cascos, pantallas faciales o equipos de protección específicos para manos y pies, bucales y oculares para la protección ante el COVID-19.

Cabe destacar que, en el caso de los cascos para ciclismo o patinete, estos se consideran un equipo de protección individual de Categoría II. Por este motivo, si quieren comercializarse de manera legal, deberán tener Marcado CE.

Categoría III

Este tipo de EPI está destinado a proteger de riesgos mortales o irreversibles que puedan dañar la salud de forma grave, como agresiones químicas o grandes alturas. Algunos ejemplos sobre esta categoría son: equipos de protección respiratoria destinados a proteger al usuario contra aerosoles sólidos y líquidos o contra gases.

¿Es necesario el uso de EPI en el sector sanitario?

Los equipos de protección individual son un método de protección necesario en el área sanitaria, ya que tanto el personal como los pacientes están expuestos a sustancias y fluidos que pueden ser perjudícales para la salud de ambos.

Una gran cantidad de productos necesarios (EPIS) deben acompañar a este sector, pero además el ámbito sanitario debe ir acompañado de una especial higiene. Tanto antes de su uso, como después, se deben cumplir medidas de desinfección de objetos que garanticen la máxima protección del trabajador en todo momento, preferiblemente con un producto que contenga una base alcohólica.

proteccion-y-seguridad-en-el-trabajo-sanitarios

¿Cómo son los EPIS para la construcción?

Es muy habitual el uso de diferentes tipos de EPI en los trabajos relacionados con la construcción para la protección adecuada del trabajador. En este tipo de sector existen riesgos que pueden poner en peligro la salud y vida del empleado, como trabajos en altura, riesgos eléctricos, asfaltados, grúas…

¿En la hostelería también se utilizan EPIS?

El sector de la hostelería es uno de los sectores que más trabajadores engloba, y al igual que en otros trabajos, existen riesgos que perjudican la salud del empleado, dependiendo de la función o el puesto que se ocupe. Por este motivo, los diferentes tipos de EPI son esenciales para garantizar de este modo la seguridad de los trabajadores.

En este caso un factor clave es la ropa de trabajo. Para una mayor protección se debe cubrir la mayor parte del cuerpo posible, especialmente brazos y piernas, y debemos elegir tejidos y prendas que sean transpirables, y que se ajusten bien al cuerpo de cada persona para garantizar así la máxima comodidad del empleado.

tipos de epi hosteleria

Tipos de EPI

Existe una gran variedad de tipos de EPI o material de protección que vamos a clasificar dependiendo de las diferentes partes del cuerpo a las que hacemos referencia.

  1. Protectores de cabeza: cascos de seguridad (en construcción, minas e industrias), cascos de protección contra impactos y cascos para usos especiales.
  2. Protectores del oído: tapones, orejeras, casco antruido y protectores auditivos dependientes del nivel sonoro.
  3. Protectores de los ojos y de la cara: gafas, pantallas faciales y pantallas para soldadura (de mano, de cabeza, acoplables a cascos de protección).
  4. Protección de las vías respiratorias: equipos filtrantes frente a gases y vapores, equipos aislantes de aire libre, mascarillas y equipos de submarinismo.
  5. Protectores de manos y brazos: guantes de diferentes tipos, manoplas y manguitos.
  6. Protectores de pies y piernas: calzado de seguridad, de trabajo, cubre calzado contra frío y calor, polainas, protectores amovibles del empeine, punteras reforzadas o rodilleras.
  7. Protectores de la piel: cremas de protección y pomadas.
  8. Protectores del tronco y abdomen: chalecos, chaquetas y mandile contra agresiones mecánicas y químicas, chalecos salvavidas, delantales y cinturones de sujeción del tronco.
  9. Protección total del cuerpo: equipos de protección contra las caídas de altura, arneses, batas, vestuario de protección de alta visibilidad (de señalización), vestuario de protección contra contaminación radiactiva o ropa antipolvo y antigás.

Finalmente, tras tener conocimiento sobre los tipos de EPI, sabemos que son fundamentales para la prevención de riesgos laborales, y deberán tener las licencias correspondientes y cumpliendo su correspondiente proceso de homologación.