De una economía lineal a una economía circular

Hace ya varios años que venimos oyendo hablar de la economía circular. Desde que el cambio climático comenzó a ganar eco, la economía circular ha surgido como una alternativa indispensable para frenar su avance.

Apostar por una economía sostenible, es uno de los retos que afronta con determinación actualmente el Gobierno. Su plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, han de servir para afrontar la crisis derivada del coronavirus y los efectos que conlleva nuestro modelo actual de vida.

La economía circular no se basa únicamente en el reciclaje

La economía circular no vincula únicamente el reciclaje, va mucho más allá. Implica compartir, reutilizar, reparar, renovar y como ya hemos mencionado, reciclar.

Reciclando los materiales que conforman los productos, tantas veces como sea posible y sin dañar sus características técnicas, nos permite crear un valor añadido. Es así como alargamos el ciclo de vida de los productos siendo, en definitiva, más sostenibles.

La economía circular supone una apuesta por un modelo de producción sostenible

Nuestro compromiso con la sostenibilidad

En Oroel llevamos más de 40 años fabricando prendas de protección. Nuestro modelo de producción ha ido cambiando con el paso del tiempo o, mejor dicho, evolucionando.

Evolución conlleva transformación, desarrollo, cambio, progreso. Sin desviarnos de nuestro compromiso con trabajadores y empresas, y garantizando en todo momento la protección y equipamiento de las personas de un modo confortable, duradero, seguro y funcional, hemos ampliado nuestro vínculo creando un pacto con el medio ambiente.

Se trata, en resumidas cuentas, de trabajar por un mundo sostenible y mejor, sin dejar de proteger a las personas, nuestro mayor valor.

Vestuario de protección con tejidos reciclados

Cada vez son más las empresas que han incorporado en sus cadenas de producción materiales reciclados, y es que el compromiso por la sostenibilidad debe convertirse en una tarea conjunta.

El proceso que seguimos en Oroel comienza por el reciclaje de botellas de plástico. Las botellas que hemos reciclado se desmenuzan en escamas, que luego se derriten y pasan a transformarse en fibra. Es de este modo, como la fibra se convierte en hilo, que se utiliza para fabricar el tejido con el que se confeccionarán las prendas de protección.

Alquiler y mantenimiento de vestuario de protección

Como ya hemos mencionado antes, economía circular no es únicamente reciclar, ¿verdad?

Gracias a nuestro servicio de alquiler y mantenimiento del vestuario de protección, además de alargar la vida útil de nuestras prendas, reducimos la cantidad de residuos que generamos a lo largo de su vida útil.

Todo ello tiene que conllevar una serie de ventajas para la empresa que solicita el servicio. ¿Cuáles son?

  • Pago por uso.
  • No tienen que preocuparse por el stock.
  • El lavado profesional que realizamos garantiza una conservación de las propiedades técnicas de todas las prendas.
De una economía lineal a una economía circular 0

Recuperación de tejidos técnicos

De una economía lineal a una economía circular 1

Hemos hablado de reciclaje, y también de alquiler y mantenimiento, que sirven para alargar la vida útil de las prendas de protección y reducir la cantidad de residuos. En este apartado vamos a hablar de recuperación.

Recuperar significa volver a utilizar. A partir de prendas usadas, empleamos sus fibras recicladas para producir tejidos técnicos. Ofrecemos a nuestros clientes la opción de retirar las prendas de protección que se han quedado obsoletas por su uso y las incorporamos de nuevo al mercado a través de un tratamiento específico.

Es así como Oroel, fabricante de vestuario de protección, cierra el círculo, y se incorpora con determinación en una economía circular y sostenible que debe ser un compromiso de todos.