La ropa de protección constituye un elemento indispensable en la protección de todos los trabajadores que se encuentren expuestos a algún tipo de riesgo. En Oroel llevamos más de 40 años fabricando vestuario de protección y apostando por el conocimiento técnico, la flexibilidad en los pedidos y el desempeño ambiental.

En función de las funciones y peligros a los que se expongan en su actividad los trabajadores de la empresa, utilizaremos un tipo de ropa de protección que garantice la seguridad de todo el equipo en las diferentes actividades que desarrolla.

Ropa de protección

Haciendo referencia a los tipos de EPIS individuales, hay numerosos aspectos a tener en cuenta. Una clasificación puede realizarse en función de las partes de nuestro cuerpo a las que protege.

De este modo encontramos protección para la cabeza, para los oídos, para la cara y los ojos cuando hablamos por ejemplo de ropa de protección para soldadores.

Si continuamos enumerando, no podemos olvidarnos de la protección para manos y brazos como guantes y mangas, protección para pies y piernas como botas de seguridad, con protección al calor o frío extremos, así como a peligros derivados de la electricidad.

Por último, protección para tronco y abdomen, como pueden ser chalecos de protección, chaquetas, delantales cinturones o fajas y ropa de protección corporal que cubren nuestro cuerpo en su totalidad. Aquí hablamos de ropa de protección químicavestuario para bomberos forestales, ropa de protección laboral frente a riesgos químicos, contra riesgos mecánicos o contra bajas y altas temperaturas entre otros.

Nuestro principal compromiso es contribuir con un mundo más sostenible y seguro, y por ello nuestra oferta en vestuario de protección se integra en la economía circular sin perder la esencia de nuestra empresa. Cuánto más específica es la necesidad de nuestro cliente, más especializada es nuestra respuesta.